¡Al dente!

Publicado por el Jul 23, 2014 in Noticias | 0 comentarios

¡Al dente!

La pasta no deja de ser agua mezclada con un cereal molido. Se puede obtener harina de diferentes cereales, aunque la más habitual es la de trigo. Cuando el hombre aprendió a cultivar cereales, molerlos para transformarlos en harina, mezclarla con agua y secarla al sol, para mejorar su conservación, nació el pan y también la pasta. La historia de la pasta tiene un origen remoto. Se cree que fue desarrollada en diferentes partes del mundo de forma paralela. Existen teorías que establecen su origen en China, India, en el mundo árabe y en el Mediterráneo, pero en diferentes momentos históricos. Las referencias más antiguas sobre la pasta proceden del año 4000 a.c. en China pero tanto los árabes como los antiguos griegos también desarrollaron productos similares. En el Mediterráneo, ya Aristófenes y Horacio nos hablan del “laganon”, una mezcla de agua y harina estirada y cortada en tiras y que bien pudo ser una especie de lasaña. En la Edad Media se usa el término genérico de maccheroni para referirse a esta. En el siglo XV a la pasta se le denominada lasagna y los artesanos eran los lasagnare. Un dato curioso: la pasta se comía antiguamente, con las manos, sin ningún aliño y sin queso. Cuando se generalizaron las salsas de tomate y aceite, que más adelante se complementaron con mozzarella, el parmesano o el prosciutto el tenedor se convirtió en un utensilio de uso diario. Como los tenedores de la época tenían solo dos dientes, se les añadió un tercero para poder enrollar mejor los spaghetti. En Bros Plaza Carso y Bros Santa Fe, somos especialistas en cocinarte la pasta. Contamos con tres variedades: capellini, fusilli y penne. Ven y podrás escoger entre una infinidad de sabores: Pasta Bros, Pasta Alfredo, Pasta Marinera, Pasta con Camarones y Pasta al Pesto Verde.   Comparte...

Leer más