Descifrando la cafeína

Publicado por el Oct 15, 2015 in Noticias | 0 comentarios

Descifrando la cafeína

Durante cientos de años, la gente ha disfrutado de alimentos y bebidas que contienen cafeína. Y cada día el mundo entero ­—de Oriente a Occidente— depende más de esta sustancia y de sus efectos. ¿Por qué? Quizá porque el ritmo de vida es cada vez más intempestivo y acelerado, segundo a segundo generamos nuevas expectativas para el día de mañana y queremos mantenernos despiertos y activos por muchas horas. Este gusto y necesidad por la cafeína se hace evidente en la necesidad, que tiene la mayor parte de los habitantes de este planeta, de tomarse un café o un té en las mañanas; en el hecho de que vayas a donde vayas te ofrecen un café y muy probablemente lo aceptes; y en nuestro gusto obsesivo por los refrescos de cola, así como en la proliferación de cafecitos en cualquier esquina, lugar, barrio y rincón. Pero lo interesante de la cafeína no es el café, sino que es la única droga —por sus efectos en el cuerpo y la mente, el que provoque adicción, etcétera— plenamente aceptada en el mundo entero, y no hay ningún país donde el café o la cafeína estén prohibidos. El origen Es fácil confundir el origen —o, más bien, la primera documentación— de la cafeína con el del café, ya que ambos poseen una leyenda árabe en común que explica de dónde vienen. Ésta cuenta que un pastor llamado Kaldi, tras observar que sus cabras habían «enloquecido» al comer los frutos de un arbusto, llevó las ramas y frutos de éste a un monasterio, donde se descubrió una nueva, estimulante y deliciosa infusión hecha con los granos tostados del arbusto: el café. Sin embargo, no deja de ser anecdótico que no fue sino hasta 1820 —cuando empezaron a proliferar los cafés en Occidente— que el químico alemán Friedlieb Ferdinand Runge logró aislar el alcaloide del café —causante de sus efectos estimulantes—: la cafeína. A partir de entonces sus efectos pudieron ser mejor estudiados y se descubrió que no sólo se encuentra en el café, sino en las hojas, semillas y frutos del té, cacao, nueces de cola y en otras 60 plantas. Moda que llegó para quedarse La cafeína se hizo necesaria cuando el hombre cambió sus hábitos de sueño y dejó de levantarse «al alba del Creador». No es coincidencia tampoco que las bebidas con cafeína se pusieran de moda durante la Revolución Industrial, pues le daba energía a los obreros e incluso evitaba enfermedades. «En un sentido la cafeína es la droga que hizo posible al mundo moderno», asegura T. R. Reid. «El uso generalizado de alimentos y bebidas con cafeína —combinado con la invención de la luz eléctrica— permitió a la gente hacer frente a un horario de trabajo regulado por el reloj y no por la luz del día», afirma Charles Czeisler, neurocientífico de Harvard, y agrega: «Pensemos que consumimos cafeína para compensar un déficit de sueño que en gran parte es resultado del uso mismo de la cafeína. Los camioneros, los doctores de guardia, los porteros de edificio, los periodistas y los veladores la consumen por necesidad. Los ejecutivos,...

Leer más

Un museo de dulce tentación

Publicado por el Oct 27, 2014 in Noticias | 0 comentarios

Un museo de dulce tentación

Bruselas cuenta con un nuevo museo dedicado al chocolate, el Belgian Chocolate Village. Sus 900 metros cuadrados lo convierten en uno de los mayores centros europeos dedicados a este producto. El nuevo Belgian Chocolate Village está planteado como un original espacio en el que la explicación sobre la manufactura del chocolate, sus usos, historia, beneficios, economía y diversidad apela a todos los sentidos del visitante de manera interactiva y educacional. Una de las estrellas del museo es el Invernadero Tropical, que reproduce las condiciones en las que crecen tanto el cacao como las plantas que conviven con él en su hábitat natural, como bananos, chile, pimienta, vainilla, genjibre… La ruta por el museo incluye una visita al workshop de chocolate. Además, en la planta superior, la sala de degustación y la tienda ofrecen una amplia gama de productos belgas. El museo se encuentra en el barrio de Koekelberg, cuyo pasado industrial está intrínsecamente ligado al chocolate: desde finales del siglo XIX se instalaron en él empresas chocolateras como Victoria, a la que se unieron posteriormente otras como Jacques, Meurisse o Côte d’Or. En Bros Plaza Carso y Bros Santa Fe disfrutamos de postres realizados con chocolate, que permitirán acabar tu velada de una forma bien dulce. Prueba el Brownie de Chocolate y el Pastel de Chocolate, ¡una tentación excelente! Comparte...

Leer más

¿Conoces los beneficios del chocolate?

Publicado por el Jul 28, 2014 in Noticias | 0 comentarios

¿Conoces los beneficios del chocolate?

En Bros Plaza Carso y Bros Santa Fe podrás degustar de unos sabrosos y nutritivos postres en los cuáles, la base es el chocolate: nuestro exquisito Brownie o nuestro Pastel de Chocolate hará las delicias de todos. Pero, ¿si conoces los beneficios que pueden aportar el chocolate a tu organismo? Para obtener todos los beneficios de este delicioso alimento, según un estudio de la Universidad de San Francisco, aseguran que es necesario consumir solo 200 gramos de chocolate oscuro (70% cacao) a la semana, pues estos dulces tienen nutrientes derivados de los polifenoles, que son sustancias químicas con grandes beneficios para la salud. El chocolate nos previene de enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, comer chocolate oscuro mejora la circulación de la sangre en las piernas, el estómago, los brazos y la cabeza, lo que previene de las enfermedades arteriales periféricas, que afectan a un 15-20% de adultos mayores de 70 años. Además, el chocolate alto en cacao puede reducir en 50% el riesgo de morir por un ataque cardíaco. El chocolate da energía. El chocolate con alto contenido de cacao mejora el rendimiento de los atletas un 11-15% y también ayuda a combatir el trastorno de fatiga crónica. Investigadores de la Universidad de Copenhagen revelaron que el chocolate evita que la gente coma de más, al hacer que las personas se sientan satisfechas con mayor rapidez, fomentando la pérdida de peso. Brinda felicidad y reduce el estrés. Las mujeres embarazadas sienten menos estrés si comen chocolate; además, los hijos de estas mujeres son niños más relajados y alegres. Además, científicos de Suecia comprobaron que las personas que comen chocolate oscuro para combatir la ansiedad, logran derrotarla en dos semanas. Previene la diabetes ya que “flavonoides del chocolate incrementan la producción de óxido nítrico, que a su vez, ayuda a controlar la insensibilidad a la insulina. Incrementa la inteligencia. Según un estudio realizado en la Universidad de Nottingham, comer chocolate incrementa los niveles de alerta y el desempeño intelectual entre dos y tres horas después de ingerirlo y además, previene las enfermedades cerebrales neurodegenerativas como el Alzheimer. ¿Aún te vas a resistir a probar nuestros postres de chocolate? Comparte...

Leer más