¿Cuántos sentidos usamos cuando comemos?

¿Utilizamos todos los sentidos cuando comemos?

Según un estudio de la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, Italia, las personas han olvidado cómo incluir todos sus sentidos al momento de seleccionar y consumir los alimentos. Esto significa que cada vez más estamos desconectados y que nuestros sentidos se han vuelto perezosos.

Cuando vemos los alimentos, el color nos transmite una información crítica sobre el sabor que nos proporcionan pistas sobre su comestibilidad, identidad e intensidad de sabor. Las expectativas sensoriales que tienen las personas cuando relacionan color con sabor pueden provenir de sus experiencias previas, señalan los investigadores.

Existen seis sabores que la gente puede identificar (salado, dulce, amargo, ácido, umami -un sabor agradable- y grasa), pero los científicos aún pueden hallar más. En realidad, sabemos muy poco sobre el gusto y el sabor en general. Nuestra memoria es fundamental en el funcionamiento de nuestros sentidos.

De modo que sorprender paladares con sabores inesperados es una forma de hacer que la gente se reconecte con lo que está comiendo. En la medida en que la cocina contemporánea ofrece mayor cantidad de platillos deconstruidos, hay más espacio para probar comida preparada con ingredientes no conformistas o inesperados, como bombones de praline rellenos con queso azul.

Nos queda claro que una persona puede identificar los alimentos con el gusto, con el olfato o la vista. Pero, ¿puede identificar un alimento o bebida por el sonido que hace?

La percepción, por ejemplo, de lo crujiente está en parte relacionado con las sensaciones auditivas, con el sonido que producen cuando se comen.

Por tanto, la percepción del sabor no debería ser definida mediante el uso de un solo sentido, sino más bien mediante el uso de todos los sentidos juntos, unificándolos con el acto de comer.

Deja un comentario